sábado, 1 de octubre de 2016

Villavieja 6


“Quería mostrar en mi ciudad natal (Alicante), al menos una parte de la exposición que realicé éste año en Nueva York durante el mes de Mayo -Elixir de vida- Se trata de una serie de obras, en las que  utilizo como herramienta el ordenador, en las que la línea curva y la recta se complementan, dando como resultado una imagen dinámica.
Iconográficamente represento el cuadrado como imagen de lo terrestre, que se metamorfosea desde su interior mediante el círculo en movimiento (imagen del espíritu). Creo que la humanidad debe hacer una gran metamorfosis en sus planteamientos existenciales, en su forma de pensar y actuar, conectándose con las leyes del Universo. Hemos sustituido la naturaleza por la tecnología y creo que no es el buen camino, de ello depende nuestra pervivencia . Éste fue, muy resumido, el concepto que me llevó a la serie de pinturas Elixir de vida

“La muestra se completa con una parte de la obra que llevaré en el mes de Diciembre a Lisboa: La arboleda perdida. Toma su nombre del libro autobiográfico de Rafael Alberti, en el que narra parte de su infancia y juventud.  En su preámbulo hay una frase de Unamuno: No sé cómo puede vivir quien no lleve a flor de alma los recuerdos de su niñez”.
Entrado ya en el otoño de mi vida, se liberan del subconsciente los recuerdos de mi infancia. Aquel tiempo en el que fui descubriendo la vida, en el que todo era nuevo, mis ojos lo asimilaban y mi alma crecía en un estado de flujo perpetuo. Fue el tiempo de vivir con todos los sentidos abiertos al mundo. Hoy queda sobrevivir, en un mundo que en nada se le parece al de mi infancia. De alguna manera La arboleda perdida es un deseo de recuperar el niño interior, pero sin nostalgia, pretendiendo ver el mundo con ojos nuevos”







INAUGURACIÓN

Presentación a cargo del escritor José Luís Ferris






No hay comentarios:

Publicar un comentario