miércoles, 1 de abril de 2015

Tarde en la playa

Mixta sobre tabla, 200x200 cm.
 


La forma, es decir, la estructura que se manifiesta, ha ido evolucionando  a su intencional desintegración en las artes. Erik Kahler se ocupó de este fenómeno promovido por las vanguardias del pasado siglo en su obra “La desintegración de la forma en el arte”, describiendo su origen, su desarrollo y sus resultados. Partiendo del mundo natural, el artista desarrolló un proceso que le llevó a la abstracción, a una dimensión no-objetiva y espiritual (Kandinsky). En ésta serie que inicié hace años, quiero recorrer el camino a la inversa; esto es, la integración de la forma desde el camino que las vanguardias dejaron abierto. Partiendo de lo espiritual, sin un resultado de antemano  premeditado y con la única intención de dirigir la forma en la búsqueda de un equilibrio interior e integrador, llegar al encuentro de una nueva visión de lo natural. En ocasiones consigo llegar a una nueva figuración, pero no siempre sucede así.


No hay comentarios:

Publicar un comentario